Por este medio queremos alzar la voz y ser escuchados, somos personas sencillas y trabajadoras, lo que pedimos es que nos dejen trabajar y darle de comer a nuestras familias. Pero algo tan básico no es posible porque personas que dicen representar los derechos de los pobres y los indígenas, no son tales. Son coyotes disfrazados de ovejas. Estos no defienden más derecho que el de ellos a robarse las tierras y a proteger el paso de los narcotraficantes.

Vivimos en una zozobra ya que esto es una guerra de poderes. Hacemos un llamado al gobierno central, exigiendo que entren en estos temas, que investiguen, que limpien a las autoridades que los protegen a ellos. Es hora de acordarse de la gente humilde, no nos ignoren, ni abandonen.

 

Nuestra preocupación es por los graves obstáculos y atropellos que enfrentamos las personas defensoras de los derechos humanos en Honduras, tal y como ha sucedido con los asesinatos de nuestros líderes  José Angel Flores (Presidente del Muca) y Silmer Dionisio Gerorge (miembro). Condenamos estos hechos de estas personas inescrupulosas como ser el SR. Celeo Rodriguez, aunque se encuentre prófugo de los señalamientos de la justicia, él  tiene una célula con fuerte armamento; nosotros como defensores tememos por nuestras vidas por constantes amenazas,  actualmente somos sujetos de intimidaciones y represiones que afectan gravemente nuestras actividades en nuestras luchas por las tierras que hemos heredado de nuestros antepasados.

 

¡TEMEMOS por nuestras vidas! Hacemos una llamado fuerte, urgente a las autoridades competentes, que realicen una investigación a esta célula criminal que ha extendido sus tentáculos entre nosotros.

Anuncios